fbpx

DE VÍCTIMA A VERDUGO

DE VÍCTIMA A VERDUGO
27 / mayo / 2021

EL TRIÁNGULO DE KARPMAN

¿Una víctima se puede convertir en perseguidor o al revés?  De repente se convierte en el salvador de toda la situación? ¿Por qué una relación personal o profesional que parecía buena se convierte, de repente, en un sufrimiento? 

Pues sí, esto se debe a su manera de relacionarse y  la explicación la encontramos en el triángulo dramático según la teoría del psicólogo Stephen Karpman (https://karpmandramatriangle.com) para comprender los conflictos interpersonales.

Según el triángulo dramático de Karpman, de manera inconsciente adoptamos un rol en la manera de relacionarnos con la otra persona, un amigo, tu pareja, tu compañero de trabajo, tu madre, etc. Estos roles son el perseguidor, el salvador o la víctima. Estos roles te restan toda la energía de cara a una relación consciente y equilibrada, a través del triángulo se da lo que en psicoterapia se llama una relación disfuncional y por tanto destructiva.

CUALES SON LOS ROLES SEGÚN EL TRIÁNGULO DE KARPMAN

  • El perseguidor, que es el agresivo, el que no para de enjuiciar al otro. Suele ser una persona llena de rabia, de frustración y de desprecio. A partir de ahí todo lo vuelca alrededor suyo. El siente que él es bueno y los demás son los malos.  Genera miedo e intimidación en los que le rodean.
  • El salvador sólo se preocupa de los problemas de los demás, sin poner límites y anteponiendo el salvar a los demás antes de salvarse a él mismo. Es sobreprotector por lo que no deja a los demás el espacio para su propio autodesarrollo. Su sacrificio genera un desequilibrio en la relación ya que hace que el otro se sienta culpable de esta situación.
  • La víctima estará siempre bajo la influencia del salvador o del perseguidor. Se siente un desgraciado, un gran sufridor, pero no suele hacer nada para cambiarlo, no se siente capaz. Genera culpa en el perseguidor y una gran carga en el salvador.

Las personas que se encuentran en este círculo son capaces de ocupar los tres roles, en el siguiente ejemplo verás como un ejecutivo asume los diferentes roles en función de su entorno:

  • Un ejecutivo que es un auténtico borde en su trabajo y trata  muy mal a las personas que trabajan para él.: perseguidor.
  • En su casa se convierte en el salvador de su mujer que dejó de trabajar en su día y que es totalmente dependiente de él.
  • Y que cuando va con sus amigos no para de quejarse de la situación: tengo que trabajar sin parar porque mi mujer depende de mi y no me gusta nada la situación laboral pero no sé como cambiarlo: víctima.

Otro ejemplo donde pueden pasar por todos los vértices, muy típico en una familia:

  • El niño que saca un 7 en su examen y el padre le dice que eso no es una buena nota que puede hacer más: perseguidor.
  • El niño dice siempre le dice lo mismo, en lugar de alegrarte: víctima.
  • Y la madre le dice al padre delante del niño: Es un gran resultado, no tienes ni idea. Es la salvadora del niño y la perseguidora del padre.
  • El padre le dice a la madre a solas: siempre me quitas la razón delante del niño y así no me hace ni caso. Se acaba de convertir en víctima de la madre.
  • El niño le dice a la madre: papá es un borde: perseguidor.

CÓMO SALIR DEL TRIÁNGULO

Lo importante es tomar conciencia de ello y del rol que tomamos. Porque si estamos dentro del triángulo vamos de un vértice a otro sin darnos cuenta. Lo importante es tomar conciencia y salirnos de él. Esto lo conseguimos cuando nos hacemos cargo de nuestra vida, haciéndonos responsables de nuestro propio bienestar y equilibrio. Dejamos de juzgar a los demás, dejamos de salvar y dejamos de victimizarnos.

  • El perseguidor debe dejar de enfadarse con el mundo y de juzgar a los demás asumiendo su vulnerabilidad y de donde le viene esa rabia. Ha de convertirse en una persona asertiva y que genere retos a los demás para hacerles crecer en lugar de ningunearles.
  • El salvador deje dejar de invadir a los demás diciendo no y dejando que cada cual se haga cargo de su vida, de esa manera la otra persona podrá crecer personalmente. Desde un lugar de empatía o facilitando al otro el camino, además de poniendo límites y ocupándose de si mismo dejará de actuar en este rol.
  • La víctima debe aprender a hacerse cargo de su vida y así irá aumentando su autoestima. Es importante que tome conciencia de su situación y que se responsabilice de su propio cambio.

Como conclusión, todos nosotros caemos sin darnos cuenta en tomar alguno de los roles del triangulo disfuncional y de esta manera hacemos que el otro también se sitúe en otro vértice del triángulo. 

Nuestro desafío es establecer relaciones interpersonales más saludables y una dinámica de comunicación sana y asertiva. Es por ello por lo que las claves para salir  del triángulo serían: reconocer el rol adoptado y tomar la responsabilidad de transformarlo. Solo así podremos cultivar relaciones saludables.

Califica esta entrada
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Te puede interesar...

¿SABES CUÁL ES TU EL IKIGAI?

¿SABES CUÁL ES TU EL IKIGAI?

19 / noviembre / 2020

¿Sabes lo que significa la palabra ikigai? Según los japoneses, todo el mundo tiene un ikigai, un motivo para existir. Algunos lo han encontrado y son conscientes de su ikigai, otros lo llevan dentro pero todavía lo están buscando. El ikigai es...

Leer más
CELEBRA EL AMOR

CELEBRA EL AMOR

11 / febrero / 2021

Quizá eres uno de esos que dice que es un día comercial o que el amor se debe celebrar a diario. Para mí es un día muy especial, ya que recuerdo como mi padre demostraba ese día a mi madre su amor a través de algún detalle y por supuesto...

Leer más

Deja un comentario