CÓMO SANAR LA RELACIÓN CON TU MADRE O PADRE

CÓMO SANAR LA RELACIÓN CON TU MADRE O PADRE
08 / noviembre / 2022

Hoy vamos a hablar de cómo sanar tu linaje materno o paterno, algo absolutamente necesario para que encuentres la paz de tu alma. Ya que si tu relación con tu madre o padre se ve afectada de alguna manera, repercutirá en distintos aspectos de tu vida: en la manera de relacionarte con los demás, en tu relación de pareja y por supuesto con tus hijos, en tu éxito o desarrollo profesional, en tu economía…

Cuando alguien se queda anclado en el dolor o el resentimiento por sus padres o sus ancestros, pierde conexión con la vida. De hecho cuando rechazamos a uno de nuestros padres, en muchas ocasiones nos ponemos en su lugar sin saberlo haciendo que eso que no nos gusta de ellos lo repliquemos en nuestra vida.

Por tanto, pienso que es necesario trabajar en ello cuando encuentras cualquier tipo de bloqueo o enfermedad en tu vida. Hoy te daré aquí algunas pinceladas, pero lo que está claro es que la mejor herramienta para sanar tu árbol familiar son las constelaciones familiares.

LOS ÓRDENES DEL AMOR

Todos pertenecemos a un sistema familiar. Más adelante, según evolucionamos, vamos formando parte de otros sistemas, de otros grupos de personas con los que tenemos algo en común: la clase del colegio, la empresa para la que trabajas, la nueva familia que creas junto a tu pareja, etc. Pero el que más nos marca sin duda es el sistema familiar, que no se limita a nuestros padres y hermanos (esto sería lo que se suele llamar “la familia de origen”), sino que abarca todos los antepasados con los que nos une un vínculo.

Los sistemas funcionan mejor o peor según cómo nos relacionamos. Para relacionarnos de manera próspera y vivir en equilibrio, nuestro sistema debe estar basado en los Órdenes del Amor, establecidos por Bert Hellinger y referidos a las tres necesidades que tenemos todos los que formamos parte de un sistema familiar:

  1. La vinculación o pertenencia. Es la necesidad de sentirnos incluidos. El alma colectiva desea estar siempre completa, por lo que sufre si hay excluidos. Todo el que pertenece a una red familiar tiene el mismo derecho a formar parte de ella. Si, por ejemplo, alguien olvida a un hermano muerto a edad temprana o un aborto y no consigues un bebé. Si excluye a su madre en su corazón… una consecuencia puede ser el buscar a su madre en su hija.
  2. El orden y la jerarquía. Es la necesidad de que cada cual ocupe su lugar en el sistema al que pertenece: que los padres actúen como tales y los hijos también. Si te has convertido de alguna manera en la madre de tus padres, o sigues siendo la niña de papá, pues eso no te deja tomar la fuerza en tu vida.
  3. La felicidad en cualquier relación depende del equilibrio entre el dar y el tomar. Los sistemas se autorregulan y han de estar compensados. Cuando un miembro de la familia «da» demasiado o, al contrario, cuando alguien «toma» algo que no le corresponde, esto genera un desequilibrio; la medida en que se toma y se da. Los padres «dan» la vida a sus hijos y los hijos «toman» la vida de sus padres. Esta relación es la única que quedará siempre desequilibrada, porque los hijos nunca podrán devolver a sus padres el regalo de la vida. Lo único que pueden hacer, es tomar su vida y hacer algo bueno con ella.

CARGAS Y LEALTADES FAMILIARES

Cada persona, pertenece al seno de una familia en un sentido amplio y está vinculada al resto de miembros del mismo sistema. Al mismo tiempo existe una especie de conciencia familiar que cuida del destino de la familia mediante una serie de mandatos familiares.

Nuestra necesidad de pertenencia al sistema hace que nos mantengamos leales a esos mandatos y que se los transmitimos a las siguientes generaciones. No obstante, esas lealtades familiares pueden jugar a favor nuestro o en contra. Por ejemplo, podemos pertenecer a una familia donde siempre se ha tenido éxito en los negocios y el dinero es bienvenido, o a una familia optimista y expansiva que se crece ante la adversidad. Pero también a una familia donde hubo muertes tempranas que se ocultaron y esto hizo que la carga familiar fuera la muerte, el estado depresivo, la enfermedad…

Hay algunas lealtades familiares inconscientes que se repiten en muchos sistemas familiares. Por ejemplo:

  • “Por ti yo lo llevo”. Imagina que llevas el nombre de aquel hermano que murió nada más nacer. Es muy probable que lleves esa carga de por vida a modo de tristeza o enfermedad. O tu madre sufrió abusos de niña y tú, sin darte cuenta, asumes que el sexo es algo asqueroso y te cuesta practicarlo desde un lugar de disfrute.
  • “Ya me encargo yo”. La lealtad puede consistir en asumir ciertas cargas familiares, como cuidar de toda la familia o de una hermana dependiente.
  • “Te sigo en tu exclusión”. Si tu madre ha tenido problemas en sus trabajos con dificultad para relacionarse con sus compañeros y va de un sitio a otro buscando el lugar perfecto y tú te excluyes por ejemplo con una obesidad mórbida, que hace que te dificulte el encontrar trabajo.

SANA TU RELACIÓN A TRAVÉS DE ESTA CARTA REPARADORA

Lo importante es entender tu linaje para poder tomar la vida desde un lugar lleno de energía. Por eso, te propongo ahora que hagas un ejercicio de introspección en tu alma familiar y trates de averiguar si inconscientemente estás manteniendo algún tipo de lealtad familiar que te bloquea. Existen múltiples acciones que puedes llevar a cabo para sanar tu linaje y te diré, con una no basta. Pero lo más importante es tomar conciencia de ello.

Así que comencemos, tómate un tiempo de introspección delante de varias hojas en blanco y comienza a escribir sin reprimirte en nada, deja salir lo que te venga, siendo lo más honesto contigo misma:

  • Qué sucedió. Qué es eso que te causa tanta carga emocional, cuáles son los hechos que te generan tanto malestar en vuestra relación.
  • No reprimas tus emociones, permítete sentir lo que viene.
  • Qué parte de tu cuerpo está resonando con este dolor. Pon tu mano sobre esa parte y deja que llegue tu respirar hasta sentirte mejor.
  • Qué personas han estado implicadas y cómo esto ha afectado tanto a los miembros de tu familia de origen como a tu familia actual.
  • Ahora llega el momento de agradecerle todos los buenos recuerdos buscando lo positivo que hubo o hay de vuestra relación, que siempre lo hay.
  • También puedes llegar a disculparte por tus actuaciones, por todo lo ocurrido donde tú también has estado implicado.
  • Y ahora llega el momento de reparar lo roto a través de diferentes frases sanadoras que restablecerán la armonía de los Órdenes del Amor. Puedes escribirlas a tu manera tantas veces como encuentres necesario para encontrar la paz:
  1. Siempre estarás en mi corazón.
  2. Mírame con buenos ojos si llevo una vida plena en tu honor.
  3. Sea cual sea tu pena o dolor, permito que lo lleves tú.
  4. Esto (el trauma, las cargas familiares) lo dejo contigo, no lo quiero para mí.
  5. Haré que de este dolor salga algo bueno.
  6. Necesito distancia para poner salvarme.
  7. Te has ido cuando más te necesitaba y eso me duele.
  8. Tu eres la madre y yo sólo tu hija. Ahora te veo.
  9. Soy uno de los vuestros y hoy honro mi sangre y mis ancestros.
  10. Tus asuntos no me pertenecen y por eso me mantengo alejada, sin juzgar. Es tu vida, es tu decisión.
  11. Es tu destino, lo acepto aunque me duela.
  12. Aunque te vayas yo me quedo.
  13. Yo soy inocente, yo tan solo soy el fruto de vuestro amor.
  14. Os llevaré juntos en mi corazón. En mi interior seguís unidos.
  15. Respeto la vida y vivo en salud.
  16. Te libero y me libero.
  17. Recibiré tu amor aunque no lo sienta con tus hechos o palabras.
Califica esta entrada
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Te puede interesar...

DE VÍCTIMA A VERDUGO

DE VÍCTIMA A VERDUGO

27 / mayo / 2021

EL TRIÁNGULO DE KARPMAN ¿Una víctima se puede convertir en perseguidor o al revés?  De repente se convierte en el salvador de toda la situación? ¿Por qué una relación personal o profesional que parecía buena se convierte, de repente, en un...

Leer más
MANTÉN VIVA LA LLAMA DEL AMOR

MANTÉN VIVA LA LLAMA DEL AMOR

12 / agosto / 2020

Cuando me preguntan si una relación de pareja es para siempre, a mi me encantaría decir que si, pero claro, siempre depende de cómo sea esa relación. Cualquier relación se puede convertir en rutinaria y la clave de tener una relación saneada con...

Leer más

Deja un comentario