fbpx

HAZ QUE LA MAGIA DE LA NAVIDAD LLEGUE A TU HOGAR

HAZ QUE LA MAGIA DE LA NAVIDAD LLEGUE A TU HOGAR
24 / diciembre / 2020

Así es, llega la Navidad más atípica que muchos de nosotros hemos vivido. Es la Navidad en la que nos dicen cómo debemos pasarla con el fin de no contagiar, de salvar vidas… De nuevo nos toca dejar que otros tomen el control de nuestras vidas, de nuevo nos toca vivir en un estado de incertidumbre porque no sabes qué puede pasar si te juntas con tus padres o “allegados” y les contagias, uff que estrés. Todo ello nos sigue afectando tanto a nivel físico como emocional.

Porque como ya os he contado, el ser humano necesita la conexión social para sentirse equilibrado, pero lo más importante es que el ser humano, si siente que pierde la seguridad, le genera cierto estrés aunque sea de manera inconsciente. Y ahora no sabemos si el virus está en el aire o en el plato que nos podrán en la mesa, por lo que no sabemos si estamos seguros o no. Es normal que estemos ante unas navidades atípicas, complejas, diferentes, donde no debemos abrazar, no sabemos si cantar villancicos contagia, desconfiaremos de algún familiar porque sale mucho y da miedo, …. Unas Navidades en pandemia.

Pues bien, si te remontas a otros artículos publicados en mi podcast otros años podrás leer que siempre os decía que os permitierais hacer lo que sentíais, porque las Navidades son una época en la que la sociedad marca lo que DEBEMOS hacer: comer con la familia que no te gusta, no dejar sólo a papá aunque me lleve fatal con él, etc.  Y suele ser una época en la que se disparan las inseguridades, los egos y el orgullo sale a raudales, las disputas en pareja compitiendo por sus familias son auténticos combates de boxeo. Vamos, unas fechas en las que la mitad de la población dicen odiar pero que siguen el patrón marcado por la sociedad.

Y como siempre digo, hay que ser coherente con lo que piensas, con lo que dices y con lo que haces, para de esa manera sentirte equilibrado y estas fiestas son muy propicias a que no se de esa coherencia, porque renuncias a lo que dicta tu alma por dejarte llevar por la conciencia familiar siendo leal a sus costumbres.

Pues bien este es el año de no juntarte, de poder poner la excusa perfecta para hacer de verdad lo que más te apetece. Y es increíble, porque me sigo encontrando en consulta las mismas lealtades y cargas familiares, pero ahora unido al miedo al COVID. ¡Alma de cántaro que tienes la oportunidad para hacer lo que quieras de verdad! Por una vez hazte responsable de tu vida y decide qué hacer sin culpabilizar a otros de tu malestar.

Pero dicho esto, para que despierten los que no paran de quejarse de la vida, quiero dar paso a recordarte una serie de  consejos para vivir estas atípicas Navidades:

  • Lo primero es dar gracias por estar. A veces yo utilizo esta frase Gracias por ser y estar. Hemos tenido que sufrir el confinamiento para darnos cuenta de que echamos de menos a aquella gente que amamos. Pero entonces me pregunto. ¿Por qué sólo nos juntamos con la gente que queremos en fechas señaladas? Si sólo puedes estar disponible en estas fechas mal vas. Lo importante de verdad y lo que más te ayudará a regularte emocionalmente y encontrar el equilibrio será estar junto a aquellos que te aportan seguridad, amor y alegría.
  • Lo segundo agradece. Agradecer es simplemente un acto de reconocimiento y apreciación por lo bueno que sucede en la vida. Si lo implementas en tu vida te aseguro que cambiará tu vida, ya que agradeciendo te llenas de felicidad, de optimismo. Agradece la vida ya que aún estás con nosotros, agradece y te llenarás de abundancia.
  • Lo tercero reparte amor y humildad. No quieras ser más que nadie, no esperes mucho de nadie. Dedica estos días a repartir amor y sonrisas allá por donde vayas. Cuando das te llenas de amor, pero da con conciencia, no para mendigar el amor o el reconocimiento de los demás. Da porque te apetece, haciéndolo de manera consciente y sin esperar del otro, verás como te sigues llenado de abundancia.
  • Lo cuarto focalízate en lo positivo y dale a la creatividad. Los mensajes este año son bastantes negativos, está el miedo, lo que nos joroba no poder hacer lo de siempre, no poder salir en Nochevieja, ufffff, otra vez digo ufff. Si ya sabes lo que hay, acéptalo cuanto antes, dale a la cintura para bailar y flexibilizarte ante esta situación. Sé creativo con todo lo que hagas, desde conectarte con la familia a distancia a hacer la mejor fiesta de Nochevieja estilo años 20 con los 6 que vais a cenar. Haz algo único de esta situación.
  • Disfruta como si fueras un niño. Y es que los niños son los grandes protagonistas de estas fechas pero reconoce que tú también. Deja de quejarte de la Navidad y de la situación, ríe como si fueras un niño y llena tus celebraciones de ilusión. Los niños saben perfectamente qué está ocurriendo, saben que es algo distinto, pues no les dejes atrás y haz que vivan esta Navidad como algo único. Ya que no puedes salir de casa haz comidas con ellos, juega, baila, prepárales gymkanas. Haz que la magia de la Navidad llegue a tu hogar.
  • Paciencia ante el duelo. Este año estará más marcado por las pérdidas, y pedir a quienes están en pleno duelo que disfruten de la Navidad resulta un desafío muy difícil, ya que atravesar e integrar el duelo lleva su tiempo y cada persona lo ha de vivir y transitar como pueda a nivel psicológico. Así que sólo podemos decir que mucha paciencia y expresa tu sentir. Además si se da un duelo en la familia, a veces no se entiende bien el comportamiento de cada  integrante, ya que cada uno lo vive de una manera diferente, lo más importante es respetar el sentir de cada uno y dar espacio para que lo viva y haga lo que necesita sin confrontación. A partir de ahí vivirlo como deseéis: con una silla vacía, escribiéndole una carta, haciéndole un regalo con diferentes objetos con cierto valor personal, encender una vela, poner su foto, brindar por él o ella, lo que necesitéis. Pero eso sí, que las futuras Navidades no se conviertan siempre en el momento del duelo hacia esa persona, poco a poco hay que pasar página.
  • Haz que la distancia nos acerque más que nunca. No esperes más a llamar a aquel tío, a aquella amiga, a aquella persona que un día dejaste de llamar. El confinamiento también ha puesto muchas distancias entre nosotros, hace mucho tiempo que no ves a muchas personas, esto quizá te ha servido para excluirte un poquito más. Pues es el momento de recuperar a aquellas personas por las que sientes algo especial, por lo que echas de menos. Deja la pereza a un lado, coge el teléfono y haz una llamada virtual, escribe una carta o recupera los Christmas y demuestra a esa persona que es importante para ti, que la quieres y que la respetas. Si no puedes estar junto a ellos no te separes, demuestra que sigues ahí de la manera que desees.
  • Y por último cuida de ti. Las Navidades suelen ser una época de dar pero ¿y tú? Ya que hay pocas oportunidades de salir o de viajar date tiempo para cuidarte, para mimarte. Date un baño de sal, aliméntate con amor, sal a dar un paseo, lee el libro que deseas, limpia tu armario. Piensa que eres tu amor platónico, el hijo al que cuidar y llénate de amor propio. Háblate bien y ofrécete tiempo de calidad. Eso no es egoísmo, es llenar el tanque de tu amor, porque si ese está lleno verás como te es mucho más sencillo podérselo ofrecer a los demás.

Con estos ocho deseos sólo quiero terminar recordando a todas aquellas personas que ya no están, no son números, son madres, padres, abuelos, hermanos, son seres humanos. Son muchos los que se han ido. A todos ellos les agradezco de corazón su paso por la vida.

Y todos vosotros sólo quiero deciros que gracias por todo el amor que este año me habéis ofrecido, el tanque me lo llené yo solita pero con vuestra ayuda ha sido mucho más fácil y está lleno de verdad así que gracias por ser y estar y mil gracias por seguirme, ya que te agradezco de corazón que mi propósito de vida se cumpla ofreciendo recursos para que tú puedas seguir evolucionando. Gracias por ser y estar.

¡Feliz Navidad!

Califica esta entrada
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Te puede interesar...

EL ANSIOLÍTICO NATURAL: LOS RITMOS DE AUTORREGULACION

EL ANSIOLÍTICO NATURAL: LOS RITMOS DE AUTORREGULACION

26 / noviembre / 2020

Sabías que nuestro cuerpo como el de cualquier ser vivo se autorregula de manera natural. Gay Gaer Luce galardonada con el premio American Psychological Association decía, “No saber que tenemos una estructura temporal es como no saber que tenemos...

Leer más
 EN BUSCA DEL EQUILIBRIO EN EL DÍA A DÍA DEL TRABAJO

 EN BUSCA DEL EQUILIBRIO EN EL DÍA A DÍA DEL TRABAJO

05 / noviembre / 2020

En este año nuestra vida ha cambiado muchísimo, ya escribí sobre cómo la pandemia ha cambiado nuestra manera de relacionarnos. Hoy me toca hablar del cómo mantenernos calmados y productivos a nivel laboral con la que está cayendo. Se dan todo...

Leer más

Deja un comentario